lunes, 4 de mayo de 2009

RELATO 47: "CRÓNICA DE UN VENENO"

Buenas noches, amigos del murciélago.



Aquí estamos, una semana más, con un relato a cuestas para todos vosotros, lectores empedernidos y siempre faltos de tiempo.



Hoy seré breve, porque he tenido (y tengo) unas semana un tanto ajetreada, y apenas he podido aletear libremente.



El tema del relato de hoy es EL VENENO humano. El veneno humano es esa sustancia incolora, inodora e insabora, que nos ha contaminado en el pasado y que ha condicionado nuestro presente y nuestro futuro sin que nosotros lo sepamos.

Los aprendices de narrador que están leyendo estas líneas, se harán un favor si estudian ese veneno a fondo. Un cuento suele ser un fragmento de una historia más larga que hemos omitido para hacer una instantánea del momento que nos interesa (es decir, con el relato practicamos una enorme elipsis,) y lo hacemos de forma voluntaria, porque así nos interesa que sea. Pero pasado y futuro están ahí y pueden ser usados. Es la famosa teoría del Iceberg de Hemingway; lo mismo que sólo vemos la décima parte del iceberg flotando en las aguas heladas; en un relato tan sólo vemos la décima parte de la historia, las otras nueve décimas partes están en la cabeza del narrador y no se leen, aunque se pueden percibir entre líneas.



Con este relato he intentado hacer una crónica de ese veneno que nos afecta a todos, mostrando las 10 partes del iceberg.



Ahí va:





CRÓNICA DE UN VENENO





"Justino Gandía y Angel Labordeta son vecinos de una urbanización para gente más o menos acomodada en las afueras de, pongamos, por decir un ejemplo, tu ciudad.

Justino había sido un alto funcionario de la Comunidad Autónoma. Angel fue director de una sucursal bancaria. Ambos disfrutan de unos buenos ahorros y de una pensión más que decente que les permiten vivir con relativa comodidad.

Hace años que no se dirigen la palabra [...]"





DESCARGA EL RELATO COMPLETO (PDF) PINCHANDO AQUÍ, Y ENVIÁSELO A TUS AMIGOS:











Espero que lo hayáis disfrutado. Si es así, ya sabéis, hacedme publicidad; enviad el pdf a todos vuestros amigos.





Ahora os dejo, esperando que la semana que viene sea más tranquila y sosegada y pueda revolotear a vuetsro alrededor como a mí me gusta.

Volveré con, ya sabéis...



¡UN CUENTO A LA SEMANA!

5 comentarios:

  1. Estooo, perdonad, pero el bloga hace cosas raras con el formato. Espero que la siguiente entrada quede correcta. no la rehago porque tardaré demasiado y soy muy vago.

    Ale, ale, a leer.

    ResponderEliminar
  2. eii!! bueno veo q esta semana por fin un cuento! estresado?? yo ya ni recuerdo q significa eso :P
    dile a Jess ( si es una freak del facebook como yo ..) q busque MIOPES por allí y q me ha hecho mucha ilusión q un dibujillo este enmarcado (hasta ahora solo lo hacía mi madre.
    un besico y muy bueno el cuento como siempre!

    ResponderEliminar
  3. que el veneno humano es letal no hay duda, y que el odio conduce a la soledad tambien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ELVA,

    jajaja, si, ya me ha contado que te ha localizado. Un beso mu grande.


    Amigo Gab,

    estamos de acuerdo, como casi siempre.

    Un abrazo a los dos!!!

    ResponderEliminar